Ahora

Compartir

Raúl Murgia: “cuando la lluvia real supera la lluvia de cálculo, tenemos el problema de que las bombas no dan a basto”

Desde FM Difusión se entrevistó al Secretario de Obras Públicas del municipio, Raúl Murgia, minutos antes de la conferencia de prensa que encabezó el Intendente Nedela en el Quincho Municipal.
  • 15 mayo, 2018
DSC_3520

El Secretario de Obras Públicas del municipio, Raúl Murgia habló sobre las fallas que existieron para que la ciudad quedara bajo el inundada tras el temporal del jueves 10 de mayo, explicando que “en principio, lo determinante fueron las precipitaciones, que llovieron más de 200 mm, que es más del 50% de lo que llovió en el 2013, en aquella trágica tormenta que azotó a la ciudad de La Plata”, “eso fue un 70% o un 80% del problema. El resto, el 30% o 20% restante, se reparte entre falta de obras hidráulicas y en dificultades para limpieza de canales y sumideros que tiene la Municipalidad de Berisso al no contar con equipamiento y con personal suficiente para poder mantener ese sistema de drenajes“.

Además, agregó que “los canales nuestros al formar parte de una planicie o un plato, como le llamo yo, sin caída, son canales que prácticamente funcionan por pendiente hidráulica, porque no tienen caída topográfica, favorece mucho el desarrollo de la vegetación, requiere un mantenimiento mucho más seguido que los canales comunes y el municipio no tiene equipos para hacer frente a eso“.

Para solucionar momentáneamente ese déficit de maquinaria, actualmente “Hidráulica nos facilitó dos máquinas para poder encausar estas cuestiones, ya está trabajando una máquina sacando un tapón en el canal norte de la Avenida 66, y ya tenemos una máquina también de Hidráulica trabajando en el zanjón de la Calle 64, para ir descomprimiendo esas zonas. Estamos haciendo gestiones en Provincia y en Nación para que nos asistan en esta Emergencia Hidráulica que ha decretado el Intendente municipal”.

Sobre el actuar del municipio, la apertura de las compuertas y funcionamiento de las bombas, el secretario de Obras y Servicios  Públicos de Berisso contestó que “no hubo ningún desperfecto, se actuó como corresponde de acuerdo al protocolo. Pero les tengo que decir que con el agua que llovió en la zona de Watzenborn, las bombas no daban a basto. ¿Qué quiero decir? Las estaciones de bombeo se calculan con una lluvia de diseño, una precipitación de diseño con una recurrencia determinada. Es una lluvia que probablemente se pueda repetir cada 5, 10 o 20 años. Se calcula así. Pero cuando la lluvia real supera la lluvia de cálculo, tenemos el problema de que las bombas no dan a basto“.

Dejá un comentario