Ahora

Compartir

Alejandro Otero: “Mayor endeudamiento, incremento de la inflación y pérdida de reservas”

El economista Alejandro Otero realizó su columna semanal en La Mañana en Difusión.
  • 17 mayo, 2018
otero

El economista Alejandro Otero explicó que “la situación que hemos vivido efectivamente fue una turbulencia, no fue una crisis. Pero es una turbulencia que expone lo que podría pasar en una crisis. Y como las cosas sigan así, más temprano que tarde nos vamos a encontrar con ese escenario que hemos vivido estos días, pero agravado”.

Hay tres datos que ponen de manifiesto que ponen de manifiesto esta situación:

  1.  “En 20 días se fugaron para siempre más de 8 mil millones de dólares de las reservas de Argentina. Es decir, las reservas financiaron la fuga”, y que esto ya no forma parte del activo de los argentinos.
  2.  “En ese mismo lapso, la moneda nacional respecto del dolar se devaluó en más del 20%. Eso anticipa un impacto sobre los precios domésticos”, porque “como suele suceder en la Argentina, las devaluaciones fuertes -esta del 20% lo es- se trasladan rápidamente a los precios. Es decir, va a tener un impacto en el alza de la inflación, y por lo tanto en el empobrecimiento del bolsillo de la mayoría de los argentinos”.
  3.  La deuda del sector público, tanto en pesos como en dólares (Deuda externa, Lebacs, Dolar futuro y las conversaciones con el FMI), “creció de nuevo de manera exponencial“.

Es decir que “pasó la turbulencia, pero el saldo que dejó es desolador: mayor endeudamiento, incremento de la inflación y pérdida de reservas. Desde el punto de vista económico-financiero no hay nada para celebrar e esta finalización de la turbulencia, sino más bien preocuparse por las consecuencias que deja”.

Además, se suma el factor de que “los prestamistas de la Argentina, los que han venido bancando al gobierno desde diciembre del 2015 en su programa político le dijeron: señores, no les prestamos másY decidieron sencillamente pasar a cobrar, convertir en utilidades sus prestamos y retirarse del préstamo. Esto es la turbulencia”.

Además, agregó que el problema de fondo de la Argentina “no es el déficit fiscal, como dice el Presidente. El problema de la Argentina es que no crece, el problema es que la economía está planchada”, “eso quiere decir que no hay producción, no hay empleo, no hay inversión. Y el gobierno promete ajuste, y que todos gasten menos” y la solución es la contraria, que se consuma más, que se invierta más, que se produzca más.

 

Dejá un comentario