Ahora

Compartir

Alejandro Otero: “la meta de inflación que el gobierno tenía pautada ya se ha vuelto in-creíble”

El economista Alejandro Otero, realizó una nueva columna en La Mañana en Difusión, donde habló de las consecuencias de la corrida bancaria, el previsible aumento de precios que esto contrae, y la poca credibilidad de las metas de inflación del gobierno.
  • 6 mayo, 2018
otero

El economista Alejandro Otero explicó que “el precio del dolar se ha disparado. Esto tiene varias consecuencias para la vida cotidiana de los argentinos, que conviene analizar. No es esto una cuestión que importa solamente a los que tienen sus transacciones en dolares, como pueden ser los exportadores que se ven muy beneficiados, porque de pronto van a recibir un 10% más en pesos de lo que recibían hace solo unos días atrás“.

Por otro lado, para el resto de los ciudadanos, “nos afecta a todos, porque como sabemos y hemos comprobado, cada vez que el dolar se dispara, los precios domésticos crecen, porque la nuestra es una economía fuertemente dolarizada”.

Sobre las consecuencias, Alejandro Otero analizó que “este incremento del dolar implica que, más temprano que tarde, se va a trasladar nuevamente a las tarifas, y nuevamente a los combustibles“, y esto “empeora la vida de los argentinos“.

“En la práctica, significa que los precios domésticos van a crecer, y como los salarios y los ingresos fijos no crecen, sencillamente significa que vamos a ser todos un poquito más pobres de lo que eramos, salvo los que tienen sus ingresos dolarizados, como los exportadores, los acreedores que cobran por las deudas que el gobierno contrae en dolares, porque van a recibir en pesos cifras más importantes”.

Sobre la inflación, contó que “la meta de inflación que el gobierno tenía pautada ya se ha vuelto in-creíble. Porque si bien no ha sido superada, ya ha sido fuertemente desmentida por los acontecimientos. Lo mismo sucede con el tipo de cambio pautado. Todos los indicadores que estaban en el presupuesto el año pasado, a esta altura resultan in-creíbles”, “ya no son creíbles a esta altura del partido”.

Escuchá la nota completa:

 

Dejá un comentario